Consejos para cuidar las orejas en los perros

La higiene de las orejas de los perros es muy importante para prevenir y detectar problemas que pueden afectar a nuestros amigos como otitis y cuerpos extraños.

Hay tantos tipos de orejas como razas y perros distintos. Aunque todas las orejas sean como sean necesitan cuidados, hay unos tipos de perros que requieren un cuidado más exhaustivo.

Los perros de orejas caídas, y con abundante pelo, necesitan más cuidados que los perros de orejas en punta. Las orejas caídas no permiten una correcta ventilación, y además el exceso de pelo puede hacer que se acumulen cuerpos extraños y mayor suciedad y que se favorezcan las infecciones.

¿Cómo limpiar correctamente las orejas de mi perro?

Aunque tu perro esté sano y no tenga ningún problema de oído, lo recomendable es revisar sus orejas frecuentemente y limpiarlas.

Para limpiarlas, podemos utilizar un limpiador de odios como por ejemplo Otifree. Echamos el limpiador en el odio de nuestro perro, y masajeamos la base suavemente para que el líquido pueda penetrar en el conducto. Una vez finalicemos, nuestro perro querrá sacudir la cabeza. Aléjate para que los restos de líquido no puedan alcanzarte, y deja que lo haga para que elimine el exceso. Una vez acabe, con una gasa suavemente podemos eliminar la suciedad restante.

En el caso de los perros de pelo largo, podemos recortar los pelitos que estén rodeando la oreja y puedan meterse dentro.

Si seguimos una rutina de higiene en las orejas de nuestros perros podremos prevenir muchos problemas futuros.

Y tú, ¿Limpias las orejas a tu perro? Pásate por nuestros comentarios y cuéntanos tu experiencia.

Deja un comentario